Usted está aquí:
  • Inicio »
  • Blog »
  • Globos : ideas para decoraciones de fiestas que están por venir

partyland,

Globos : ideas para decoraciones de fiestas que están por venir

Globos : ideas para decoraciones de fiestas que están por venir

Así como no existen fiestas sin torta ni pastel, sin brindis ni algarabía, tampoco las hay sin la típica decoración: los globos. No existe festejo alguno donde los niños no los terminen tomando para jugar, los adultos los corten y desajusten para ellos e inclusive participen un poco del juego, y así el panorama y ambiente se va constituyendo de manera perfecta.

La decoración de una fiesta es uno de los elementos principales a tener en cuenta. Si bien muchas personas no lo consideran, es notable cómo un ambiente apacible y festivo modifica completamente el momento que se está llevando a cabo.

Los globos van a brindar el detalle necesario para pasar a ser una fiesta con determinado tono. Es decir, de acuerdo a los colores que se eligen y al diseño y armado de los mismos, el matiz del ambiente irá cambiando de forma.

En primer lugar, es importante comenzar a pensar acerca del tipo de fiesta: si se trata de una celebración de bautismo o comunión, un cumpleaños de niños o niñas, de adultos, o un festejo o agasajo en especial.

Para celebraciones de bautismos o comuniones se prefieren globos amarillos y blancos, donde la paz reine en el lugar. Para no sobrecargar el ambiente ya que el sitio está ideado para distenderse y disfrutar, se recomienda colocar finas hileras donde los globos se constituyen como guirnaldas.

Para la celebración de un nacimiento, e inclusive también para el bautismo, pueden optarse por suaves rosas o celestes según sea varón o mujer.

Si la fiesta es de cumpleaños de niños, los colores se intensifican: azules, verdes y celestes para los niños, y rosas, violetas y rojos para las niñas. Los colores, en este caso, ayudan perfectamente a que el agasajado o agasajada se sienta a gusto. Aquí, además, debe variar completamente la ubicación. Es conveniente un poco de dispersión, y quizás agrupar grandes manojos de diez o quince globos distribuidos por el salón. Así, se posibilitará la creación de un ambiente más descontracturado, ideal para que los niños se diviertan.

Si la celebración se trata de un agasajo de adultos, aquí deben primar los colores y la diversión. Cuanto más color tenga la fiesta mejor clima y ambiente creará. Además, los adultos cuando festejan también terminan jugando a su modo con los globos en la pista de baile, volviendo la fiesta más alegre, los festejos más intensos e inolvidables.