Usted está aquí:
  • Inicio »
  • Blog »
  • Decoración de fiestas en verano. Todo lo que tienes que saber para marcar la diferencia

partyland,

Decoración de fiestas en verano. Todo lo que tienes que saber para marcar la diferencia

Decoración de fiestas en verano. Todo lo que tienes que saber para marcar la diferencia

Con la llegada del verano las posibilidades de decoración para fiestas y eventos aumentan exponencialmente. El hecho de poder jugar con exteriores, sumado a la luz del sol y las noches agradables, convierten cada evento en una ocasión única.

Las ocasiones se convierten en especiales cuando la decoración de las fiestas así lo indica. Uno de los eventos ineludibles del verano suele ser la fiesta de bienvenida. Una excusa perfecta para reunirse con familiares y amigos donde el anfitrión tiene que marcar la diferencia tanto con la temática como con las actividades.

Si la fiesta es de día, lo mejor es decorar los espacios con motivos estivales: plantas con colores vivos, palmeras por los rincones(pueden ser dibujadas en cartón o papel) con cocos o elementos relacionados con la playa o la piscina (toallas, pareos, sombreros etc). Lo mejor es crear rincones temáticos, dejando el espacio más amplio para que los asistentes puedan estar reunidos. Y no olvidar uno de los elementos de decoración para fiestas que más momentos divertidos despierta: el photocall. Crea un avituayamiento de complementos de disfraces (collares, gafas, pelucas, e incluso maquillaje) con los que los invitados puedan dar rienda suelta a su imaginación.

Si hablamos de eventos nocturnos, la inspiración viene de las celebraciones ibicencas. Recrea una decoración de fiestas típicas de la isla con antorchas y bengalas donde el color predominante sea el blanco para que destaque con la oscuridad de la velada. Como la noche invita a la reflexión, siempre puedes destinar un espacio para que los invitados puedan escribir sus sensaciones en paredes destinadas para ello. Esta actividad siempre incita a que la vena artística florezca.

Cuando la ocasión requiere de oficialidad (bautizos, bodas, eventos de empresa), la decoración de la fiesta se torna más elegante, destacando los colores neutros y el uso de telas suaves para incitar al romanticismo. La combinación de los exteriores con las flores ubicadas en las mesas o en rincones específicos es básica ya que el equilibrio de la gama cromática otorga un plus de distinción. Todo ello acompañado de velas y una vajilla de diseño clásico dejará boquiabiertos a los asistentes.

Para las celebraciones infantiles, la decoración de la fiesta ha de estar inspirada en ellos. Los colores y estampados marcarán la tónica decorativa, apostando fuertemente por actividades acuáticas y un código de vestimenta típico de piscina. Un clásico para estos eventos son los globos, guirnaldas y las piñatas ya que son un valor seguro para la diversión.